POLÍTICA PÚBLICA DE EMPLEO

autores/as

Silvia Juliana Sánchez

silvia.sanchezo@cer.org.co

Para más información comunícate con:

Fredy Omar Martínez Jiménez

Coordinador@cer.org.co

28 agosto 2020

El empleo formal aumentó en el segundo semestre de 2019 en Barrancabermeja

De acuerdo a la información obtenida en cooperación con el Ministerio de Trabajo y las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL), que operan en el Puerto Petrolero, el promedio de empleos formales mensual para el segundo semestre de 2019 fue de 42.046, lo cual fue un 5,9% mayor al presentado en los seis primeros meses del año.

Raúl Gómez, coordinador de Observatorio de Mercado Laboral del Magdalena Medio, indicó que, en términos de los resultados de dinámica de empleo en la ciudad, se observa una fluctuación importante en los primeros cuatro meses del semestre, es decir, de julio a octubre hubo un aumento, se pasó de 39.693 a 44.122 trabajadores, de acuerdo con lo reportado por las ARL. No obstante, entre noviembre y diciembre hubo un descenso de 43.879 a 38.659 empleados.

El 2018 muestra mayor variación en la dinámica de empleo formal que el 2019. Este último comienza con un aumento en julio a agosto y allí en adelante comenzó a descender hasta cerrar con una variación negativa del 11,9% de noviembre a diciembre, cifra relativamente alta si se coteja con estos mismos meses en 2018 (-4,5%)

Con relación al número de empresas con puestos de trabajo formal en el distrito discriminadas por sector económico, el estudio estima que el 42% de las empresas se concentran en los sectores comercio, actividades inmobiliarias con un 19%, empresariales y de alquiler con un 14%, y el sector construcción con un 9%. Mientras que sectores económicos como eléctrico, gas y agua; pesca; administración pública y defensa, y financiero no superan una representación del 1%.

De igual forma se encontró que en el sector de Minas y canteras que recoge principalmente las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos que se realizan en el distrito, el primer semestre de 2019 ocupó el primer lugar en la generación de empleo formal, sin embargo, en este periodo descendió al cuarto puesto.

Los sectores con menor número de trabajadores vinculados, de acuerdo con la información de las ARL, son agricultura, ganadería, caza y pesca, y también eléctrico, gas y agua y el servicio financiero. Llama la atención que pesca, uno de los sectores tradicionales de la ciudad, no es generador de empleo formal, lo cual evidencia los retos del territorio” resalta Raúl Gómez.

En cuanto a la participación de hombres y mujeres por sectores se observó un aumento en las brechas existentes para el acceso de las mujeres al empleo formal. En los 18 sectores existentes (incluido el sector voluntarios independientes) los hombres tienen una participación por encima del 50%, destacándose los sectores Minas y Canteras (82,3%); Construcción (74,2%); Transporte, almacenamiento y comunicaciones (72,4%), e industria manufacturera (71,6%) que ocupan a más del 70% de hombres en sus plazas de trabajo. 

Los anteriores resultados permiten tener una visión más detallada de la estructura del mercado laboral formal entre los meses de julio a diciembre de 2019, identificando los sectores con mayor dinámica, así como aquellos donde se deben realizar mayores esfuerzos en pro de la formalización del mercado laboral. Este trabajo y análisis de los datos está a cargo del Observatorio de Mercado Laboral, OML, de la Corporación CER en Barrancabermeja, con el apoyo de la Oficina Especial del Ministerio del Trabajo en Barrancabermeja.

¿Sabías qué?

El empleo informal, a pesar de carecer de un contrato y no contar con el pago de las prestaciones de ley, absorbe el desempleo y evita el incremento del empobrecimiento. Sin embargo, hoy en día hay cerca del 66,3% de la población en Colombia (de acuerdo al informe del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario y la Universidad EAI de Medellín) no cuenta con la oportunidad de acceder a un empleo formal en el cual exista un contrato y el derecho al pago de seguridad social y prestaciones. Lo anterior, endurece el panorama de los trabajadores informales en tiempos de crisis por el coronavirus.